Related products
  • MUJER EN EL MUNDO DEL VINO
  • NOÉ
  • GANÍMEDES
  • CENTAURO
  • DIONISIO Y ARIADNA
  • VIÑEDOS INVERNALES
  • VIÑEDOS OTOÑALES
  • BACO JOVEN
  • ARIADNA - ATLETA I,II, III
  • DIONISIO
  • VIDRIERA CÁLIZ
  • EPIFANÍ­A FRENTE AL MONTE AGUDO
  • ME INTRODUJO EN SU BODEGA

NIÑO CON UVAS

Condición: Nuevo

Disponibilidad:

Artista: Miguel Ángel Sáinz Jiménez

Más

Dionisio, el dios nacido dos veces, es hijo de Perséfone y Zeus. Hera, esposa del olímpico e incansable castigadora de los vástagos de su marido, ordenó a los Titanes despedazar al niño Dionisio. Logró Zeus rescatar el corazón del desdichado y darle de nuevo un nacimiento. En otras leyendas de parecidas interpretaciones se reconoce a Sémele como madre de Dionisio. Encaprichado Zeus de esta mortal la fecundó en el secreto invernal. Estando de seis meses pidió Sémele a su amante, en virtud de una promesa, que se mostrara ante ella en todo su esplendor; y esta vanidad le costó la vida, ya que la presencia del Tonante Padre de los Dioses terminó por abrasarla. Más pudo rescatar Zeus el embrión de Dionisio que, cosiendoselo en el muslo, terminó su gestación. Una de las lecturas de este mito puede ser: Sémele, representación de la tierra feraz en primavera, es fecundada por el dios del cielo, Zeus, mediante una lluvia de oro, una lluvia bienhechora; así creció la viña en primavera. Cuando llega el verano la lluvia del cielo se transforma en rayos abrasadores que resecan los campos y matan a las plantas, al tiempo que dejan escapar las cosechas, la uva. Pero esta uva, para inmortalizarse, necesita de otro tiempo embrionario en el seno del dios. El cuadro de Niño y Uvas (1999) puede tener una lectura similar a la del mito. Muere el ciclo vegetativo en el punto culminante de entregar las uvas, y al cabo de tres meses renace este fruto metamorfoseado en otro ser nuevo: el vino, el definitivo Dionisio niño.

No hay puntos de recompensa para este producto.